5 razones por las que los niños deberían aprender fotografía?

Hoy en día los niños y los jóvenes  son sobreestimulados, están acostumbrados a aprender de manera dinámica, interactiva y autodidacta, tienen una gran variedad de recursos para aprender desde pequeños: películas, series, videojuegos, canales de YouTube, apps en teléfonos y tabletas. Se considera  que la Fotografía  les ayuda  a canalizar toda esa sobreestimulación.

Por ejemplo nuestro hijo mayor Ian, quien tiene 12 años aprendió a formatear un computador, instalar un software desde cero, hacer programaciones básicas, y cosas por el estilo sólo leyendo varios blog y viendo videos de Youtube, él  habla con su tío graduado de informática términos y conceptos con tal naturalidad, es cómo si nuestro hijo ya hubiese pasado por la universidad, no les comentamos esto para mostrarnos como «padres pedantes», sino porque muchos niños de hoy en día son así,  es para que entiendan que este es un vivo ejemplo de nuestra realidad.

 

La importancia de enseñar fotografía a los niños:

Por tales motivos creemos que  enseñar fotografía a los niños les ayuda en sus habilidades de aprendizaje, pensamiento crítico, pensamiento creativo, comunicación y colaboración; aprovechando los elementos electrónicos que están a su alcance cómo la cámara de un teléfono móvil ó la cámara de una tablet.


Presentamos a continuación algunas razones por las que a tu hijo le haría muy bien aprender fotografía:

1.- Le puede ayudar afrontar sus miedos y adquirir seguridad en sí mismo:

 

Esta razón la colocamos de primera en base a nuestra propia experiencia, nuestro hijo menor Santiago le tenía cierto recelo a los perros, debido a una experiencia traumática que tuvo con un perro callejero cuando estaba más pequeño, nos dimos cuenta que tomarle fotos a los perritos, siempre desde la seguridad de que el perro es amigable, él poco a poco iba perdiendo su miedo, la cámara era como su instrumento de seguridad y fue cambiando la experiencia que tenía con los perros, por algo positivo.

 

Qué mejor manera de adquirir seguridad en sí mismo que por medio de la fotografía.

Fotografía tomada por Santiago 8 años

2.- Mejora su interacción social:

Practicar la fotografía puede generar en los niños habilidades sociales para interactuar con respeto y tranquilidad con su ambiente.

A medida que van creciendo, se puede incentivar a la práctica de la Fotografía para que ellos construyan imágenes a través de las cuales reflexionen las problemáticas sociales, ambientales y culturales que atañen su diario vivir, y logren así, plantear estrategias de acción colectiva que les permita asumir una posición activa como sujetos sociales.

 

3.- La fotografía estimula su creatividad:

Gracias a la cámara, los niños le ponen atención al mundo con nuevos ojos: estimula su imaginación,  perciben la luz con mayor consciencia, analizan texturas, etc.  Lo que antes pasaba desapercibido puede convertirse para ellos en una oportunidad fotográfica y eso es una manera de ver al mundo de una forma diferente. Literalmente: aprenden a ver.

 

4.- Les permite expresar sentimientos y pensamientos libremente por medio de sus fotografías:

La cámara pudiese llegar a ser una herramienta proyectiva que le permite al niño su propio autoconocimiento y su relación con el exterior ejemplo cómo comprenden a sus padres. Ya que es un medio de comunicación no verbal que supera cualquier barrera.

Pueden jugar juntos a que el niño le realice una sesión de fotos y tal vez entienda mejor cómo le percibe su hijo.

 

5.- Se pueden generar hábitos positivos:

La fotografía  les puede enseñar a ser perseverantes, tal vez de buenas a primera no logren la foto que ellos desean, y desearán intentarlo una y otra vez hasta lograrlo. Si se sienten muy entusiasmados buscarán aprender más, informarse más, para aprender más. Harán de la práctica, la paciencia y la auto motivación su mejor hábito.

 

Recomendaciones finales para los padres:

El aprender  fotografía desarrolla sus habilidades motoras y les da una herramienta de conocimiento que les servirá  para siempre no importa lo que hagan, no es necesario que se dediquen a ser fotógrafos en un futuro.

 Aunque a tu hijo le encante la idea de hacer un curso de fotografía para niños, lo recomendable es que no le compres una cámara costosa desde el principio. La mejor opción es adquirir una cámara pequeña y fácil de usar con la que pueda sentirse cómodo, aunque hoy en día no hay limitantes, también se pueden hacer fotos con un móvil ó una tablet,  para iniciar.

 

¡ Ya que conoces todos los beneficios que tendría tu hijo al aprender de fotografía, seguro te  encantaría  la idea de inscribirlo en algún Taller de introducción a la Fotografía.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *